Montmartre

Visitar Montmartre: lo que no te puedes perder

¿Qué visitar en Montmartre?

¿Qué hay mejor que pasar unas vacaciones en París? ¡Un merecido tiempo de descanso! ¿No sabes dónde ir para pasar un buen rato en la capital? No te preocupes… ¡date un paseo por Montmartre!

Hasta 1860, este pequeño urbano era una comuna del departamento de Sena. El barrio de Montmartre ha inspirado a muchos artistas como Modigliani o Picasso y fue el lugar de nacimiento de muchos artistas y famosos. Hoy en día, este pequeño barrio parisino es muy popular entre los turistas por su encanto, su autenticidad y su buen ambiente.

Durante tus vacaciones en París, no dudes en pasar un día allí para disfrutar de sus rincones y llevarte unos buenos recuerdos. Para ello, podrás visitar un gran número de lugares muy curiosos e interesantes.

¿Qué hay que ver en Montmartre?

La Basílica del Sagrado Corazón

La célebre Basílica que culmina la ciudad de París con su gracia y su grandeza, domina la colina de Montmartre. Terminada en 1923, la Basílica del Sagrado Corazón es un lugar de culto muy frecuentado y alberga el mosaico más grande de todo el país. Construida en un estilo romano y bizantino, este edificio se construyó en honor al Sagrado Corazón de Jesús.

Se puede llegar a pie pasando por la plaza Louise-Michel o por funicular desde la place Saint-Pierre. Conecta la colina con la Basílica.

La Place du Tertre

Está situada a pocos pasos de la Basílica, en el barrio de Clignancourt. También se la conoce como “la plaza de los artistas”. Esta plaza es un lugar de obligada visita en Montmartre. Si hace buen tiempo, podrás disfrutar contemplando el talento de los artistas allí presentes y comer o tomar un café en una de las terrazas de las diferentes cafeterías y restaurantes. El barrio de Montmartre es uno de los barrios más románticos de la capital, ideal para visitar en pareja.

El muso de Montmartre

Montmartre es una meca del mundo del arte. En 1960, se inauguró el muso de Montmartre. En su interior se representa la historia del barrio. Se puede sentir el espíritu bohemio que ha habitado el barrio desde hace décadas y que aún hoy en día sigue presente. Aquí se conservan muchas obras de Modigliani, Kupka y Utrillo. Podrás descubrir talleres artesanales y disfrutar del jardín situado en la ladera de la colina.

Los numerosos restaurantes y cafeterías

El barrio está repleto de establecimientos donde podrás calmar la sed o el hambre. Platos únicos, típicamente franceses, servidos con amor y romanticismo. Algunos restaurantes ofrecen magníficas vistas del paisaje circundante. No muy lejos del barrio, en dirección a Pigalle, no debes perderte el Café des 2 Moulins, un café-brasserie que se hizo famoso gracias a la película Amélie.

El trenecito

¿Qué hay mejor que pasear por las hermosas calles del barrio a bordo del trenecito de Montmartre? Te permitirá descubrir los lugares más bonitos y encantadores del pueblo a través de un trayecto guiado de unos 45 minutos.

¿Cómo llegar a este magnífico lugar?

Una vez en París, es muy fácil llegar al barrio de Montmartre. A bordo de un autobús turístico Open Tour, podrás bajarte en la parada 32 Montmartre – Sacré-Cœur. No dudes en reservar tu pase por adelantado según la duración de tu estancia.

Ten en cuenta que llegar hasta Montmartre en coche no es la solución más apropiada. Por otro lado, el metro puede ser una buena solución que te permitirá visitar el barrio cuando quieras. Hay varias estaciones cercanas: Anvers, Abbesses y Blanche, y desde ellas podrás hacer el resto del camino a pie. Por último, también podrás llegar allí en funicular.

Déjate conquistar por París desde el puente superior de nuestros autobuses de doble piso descubiertos.

Recorridos a pie gratis incluidos

WIFI gratuito a bordo

Audioguías en 12 idiomas

Cupones de descuentos