París por el Sena

¡Oh París! La Ciudad de las Luces es el destino predilecto de los enamorados, de los amantes de la cultura y del estilo de vida francés desde hace siglos. Muchos la consideran una de las ciudades más bellas del mundo y es imposible no caer rendido a su encanto.

La magia de sus grandes momentos históricos garantiza un viaje en el tiempo inolvidable. Imprégnate del carisma de los edificios hausmanianos, uno de los principales rasgos diferenciadores de la ciudad. Déjate llevar por el entorno pintoresco y auténtico de las callejuelas adoquinadas de Montmartre o del Marais. Disfruta de una copa en una terraza con unas vistas impresionantes a los tejados. Atrévete a hacer una excursión de noche para encarnar a Hemingway y encontrarte como en Medianoche en París, perdido en el tiempo.

Pero sobre todo durante tu estancia en la capital gala, no te puedes perder un paseo romántico a orillas del Sena.

Combina las caminatas y el Batobus para ver la vida en rosa

Open Tour Paris te hará disfrutar de un paseo inolvidable por el mítico río. Acercarte a los monumentos para que los puedas admirar bajo diferentes ángulos es el mejor medio de hacer que tu experiencia en la ciudad sea única. Para esto, te proponemos un combinado de los tres medios de transporte más populares del centro: bus, andar y el bateau-mouche. ¿Estás preparado para deambular y dejarte llevar por la alegría del entorno?

Bájate en la parada 6 de la línea azul o verde para llegar a L’île de la Cité, a los pies de la Catedral de Notre-Dame. Un encuentro impresionante con la Historia que hay que vivir. Déjate llevar por el sonido de las campanas y admira la inmensidad del monumento. Si subes un poco Sena arriba, podrás contemplar la Conciergerie y el Palacio de Justicia. El Pont Neuf te llevará directamente al Quai du Louvre. Los más románticos deberán cruzar el Pont des Arts.

Pero para que la experiencia parisina sea completa, hay que hacer un paseo en Batobus hasta la Tour Eiffel, es la guinda del pastel. Hay una salida justo en frente del Museo del Louvre. Entonces, ¿por qué no aprovechar para comer?

Comer en el crucero dejándote llevar por la corriente del Sena

Con el Pass Open Tour, disfrutarás de un 10 % de descuento en la comida en crucero que ofrece la Marina de París. Es la solución ideal para disfrutar de unas vistas soñadas en el centro de la ciudad, y probar el refinamiento de la cocina francesa. No hay nada más típico que dejarse llevar por la corriente del Sena. Deja lo mejor para el final y termina en la Torre Eiffel. Podrás conectar con la línea azul y terminar tu tour en bús. O simplemente pedir un café en la terraza para contemplar cómo pasa el tiempo, como un auténtico Parisino.